Las modelos más icónicas de la historia

El poder de las modelos llega a nuestros días y son muchas las que, retiradas de la pasarela, siguen presentes en el recuerdo y son fuente de inspiración en la industria de la moda. Ellas son testigo directo de los momentos más emocionantes e importantes del sector. 

Lauren Hutton fue la primera modelo de la historia en firmar un contrato millonario como imagen de la firma cosmética Revlon. La descubrió Diane Vreeland y Richard Avedon fue de los primeros en fotografiarla. 

Twiggy destacó por el pelo garçon, las pecas y las impactantes pestañas maquilladas. Sus rasgos andróginos la convirtieron en una de las primeras supermodelos del mundo. Se caracterizaba por sus looks extrovertidos, y no se separaba de su bolso cesta de mimbre. Fue descubierta de casualidad cuando trabajaba en una peluquería y su éxito perdura hasta hoy.

Las supermodelos de los 90 fueron un hito en la industria de la moda. Elle Macpherson, Linda Evangelista, Cindy Crawford, Christy Turlington, Helena Christensen, Claudia Schiffer, Naomi Campbell o Kate Moss. Fue la época dorada de estas modelos que rompieron los esquemas debido a su exagerada belleza. A día de hoy siguen siendo portada de muchas revistas. Todas ellas han desfilado y han sido imagen para las firmas más exclusivas y han posado para los mejores fotógrafos. Peter Lindbergh retrató en grupo en varias ocasiones a esta generación de supermodelos que marcaron un antes y un después. En 2017 muchas de ellas participaron en el desfile-tributo a Gianni Versace. 

Las españolas más sobresalientes son Inés Sastre y Judit Mascó. Sastre salió del anonimato en 1996 al suceder a Isabella Rossellini como la imagen del perfume Trésor, de Lancôme. Años antes ganó la final del concurso Elite Model Look World celebrada en París. Mascó se lanzó a la fama en 1990 al aparecer en la portada de la prestigiosa revista Sports Illustrated. Un año más tarde fue portada de la edición estadounidense de Vogue, siendo la primera española en serlo. Han desfilado para las marcas más prestigiosas y han sido fotografiadas por los mejores fotógrafos de moda.

En los últimos años ha destacado Cara Delevingne, que salió a la luz en una campaña de DKNY, reconocida por una serie de imágenes donde llevaba un look muy colorido y un bolso shopper verde. Son rostros conocidos en las pasarelas e imagen de las principales campañas. Su popularidad fue clave a principios de los 2000. 

Todas ellas siguen en el recuerdo y forman parte de la historia de la moda. Amigas de diseñadores y con hijos también modelos, son hoy los rostros más recordados de esta profesión tan dura y menospreciada.